martes, 4 de octubre de 2011

Paisajes del Camino/ Landscapes of the Camino

Mientras sigo haciendo los log cabin del SAL 12 Meses en rojo, hoy os enseño algunos de los paisajes que vimos en el Camino Primitivo... disfrutadlos :)




While I continue with the log cabin of the quilt "12 Meses en rojo", today I show you some of landscapes we saw during the Primitive Camino... enjoy them! :)




















Qué tengáis una buena semana!!
Have a nice week!!

17 comentarios:

PTCRUZ dijo...

¡me quedo con los verde!!!!

lamebaverde dijo...

que preciosidad de fotos!!
ya sabes, los proximos 12 meses en verde!
inspiración natural!
jejejje

saludos!
^__^

Floreal dijo...

Yo estoy acostumbrada a estos paisajes, pero tus fotos los hacen aún más bonitos. Lo has captado perfectamante, son muy buenas.

Silk dijo...

Tocaya!!! Que paisajes tan bonitos!!!
Besitos

María Pilar dijo...

Bonitas fotos con esos cambios de luz y esos bellos paisajes, donde están?. Un besito

A Time for Stitching dijo...

I love the beautiful landscapes! I'm looking forward to seeing more of your log cabin blocks too.
Teresa x

Silvia dijo...

Preciosos paisaje!!.
Sin duda inspiran, paz....Que tranquilidad..
Un abrazo

claudia dijo...

que bonito,felicidades,gracias por apuntarte en mi sorteo!!!!

Anna S. dijo...

Molt macos els paissatges, és un viatge que tinc pendent.

arorua dijo...

que maravilla!

marga dijo...

PRECIOSAS LAS FOTOS,PERO ES QUE EL PAISAJE ES INCREIBLE.UN ABRAZO.

lamebaverde dijo...

me alegro mucho de que te gusten mis anillos!!

saludos!
^___^

Marilia dijo...

Maravillosas fotos!!!! gracias por compartirlas. Te diré que me encantan los log cabins que estas montando para el sal en rojo, haces unas combinaciones de tela preciosas.
Bsitos
Marilia

Montse dijo...

Que maravilla, gracias por enseñarlas.

Besos

Pili dijo...

Un paisatge preciós, les fotografies són maquísimes.
Peton

Juliette Crane dijo...

gorgeous photos! i just adore that purple sky!

-juliette

Carmen María dijo...

Felicidades! Además de preciosas, transmiten una tranquilidad increible.
Un abrazo, Carmen María.